fbpx

FEZ, un viaje en moto al laberinto mas grande del mundo.

Llegar a Fez en moto es sin duda toda una experiencia. Viajar en moto por Marruecos y llegar a la puerta de la inmensa medina de Fez y caminar por este laberinto donde ni los GPS aciertan, cambiará tu forma de ver la vida. 

Una de las miles calles comerciales de Fez.
Calle de Fez
Una de las miles calles comerciales de Fez.

Fez en un monumento vivo, un museo al aire libre, la primera de las Ciudades Imperiales marroquíes que concentra y conserva la verdadera esencia de la historia marroquí.

El refinamiento de sus palacios, la riqueza de sus museos, la grandeza de sus madrazas donde nacieron los más grandes sabios de la Edad de Oro, la profusión de sus mezquitas, como homenajes a la grandeza de Dios, son para los enamorados de la cultura y las artes, una invitación a un descubrimiento constante.

Fez o Fes es la capital de Islam en Marruecos, situada en la región antiguamente llamada Hispania Nova. Considerada centro religioso y cultural de país.

Su universidad, famosa por el estudio de Árabe y la religión musulmana la convierte en centro de estudiantes de todo el país.

La ciudad se divide en tres zonas, Fes El-Bali la zona antigua dentro de las murallas, Fes El-Jdid la zona nueva donde se encuentra la Mellah, el barrio judío y la Ville Nouvelle (Ciudad Nueva) y la zona más amplia.

Descubre este destino con ROM-Rutas Organizadas en Moto…

Representa la más Imperial de las ciudades marroquíes. Fruto de la mezcla de varias civilizaciones, Fez heredó la nobleza Árabe, el refinamiento Andaluz, la maestría Judía y la perseverancia Bereber.

Todo contribuye a la fascinación permanente para el visitante, pues su autenticidad se mantiene desde hace más de 1200 años.

La mejor manera de conocer el arte fasí, es pasar al menos una noche en el corazón de la ciudad en un Bello Riad. Exquisitez tradicional combinado con comodidades actuales y atenciones cálidas y familiares que conseguirán sumergirte en toda la historia de la ciudad.

Su artesanía, demuestra el amor por el trabajo en cada pieza, fruto de siglos de experiencia. La cerámica esmaltada se ha trabajado desde el S. XI con su famoso azul cobalto como sello de la ciudad. Receta secreta con varios ingredientes y proporciones, para conseguir éste bello y exótico color que guardan bajo llave artesanos locales.

Medina de Fez, el laberinto mas grande de mundo

En Fez debes visitar las curtidurías con una ramita de menta en la nariz para que el olor nauseabundo no interrumpa la magia de un puzzle de cubas de colores.

Medina de Fez, el laberinto mas grande del mundo.
Medina de fez
Medina de Fez, el laberinto mas grande del mundo.

Sólo apta para quienes disfruten perdiéndose en laberintos (si vienes con ROM irás acompañad@ de un guía oficial). Porque la medina de Fez no sólo está considerada como la más grande que existe en el mundo musulmán sino una de las más auténticas.

Desde las vetustas tumbas benimerines se puede comprender desde fuera cómo es esa red de calles y callejones que no terminan en ninguna parte y que parecen haberse quedado varadas en un tiempo lejano.

La llamada a la oración se cuela en improvisados bazares y choca con las puertas que guardan auténticos palacetes y lujosos riads en los que sólo falta Aladino con su lámpara maravillosa.

Recorrer las calles que forman todo ese laberinto y visitar las curtiderías con una ramita de menta en la nariz para que el olor nauseabundo no interrumpa la magia de un puzzle de cubas de colores.

Y después de mucho vagar (y tomar varios vasitos de té a la menta) despedir el día subido a las tumbas benimerines escuchando el sonido que proyectan los minaretes de las mezquitas que el ocaso se ocupa de enrojecer.

Fez y las curtidurías

La medina de Fez no sólo está considerada como la más grande que existe en el mundo musulmán sino una de las más auténticas

Curtidurías de Fez, una visita imprescindible en Fez.
Curtidurías de Fez
Curtidurías de Fez, una visita imprescindible en Fez.

Sin duda, este es el lugar más curioso, colorido… y oloroso de los que ver en Fez. Nada más entrar en el barrio de los curtidores notamos una esencia fuerte.

Allí existe un recinto en el que se encuentran cientos de pozos de tierra llenos de tintes de varios colores, que se utilizan para teñir las pieles de los animales.

Para paliar el efecto del intenso olor, los comerciantes de la zona nos darán ramitas de menta antes de invitarnos a subir a los balcones para poder admirar el espectáculo desde las alturas. Por supuesto, después deberemos echar un vistazo a su mercancía.

Los amantes de las prendas de cuero tendrán aquí un auténtico paraíso en el que elegir, aunque ya aviso… si de verdad quieres buenos precios has de regatear duro, porque de entrada de baratos no tienen nada.

La puerta azul de Fez (Bab Bou Jeloud)

Puerta Azul de fez, la entrada a la Medina.
Puerta azul de Fez

El elegante minarete de la madrasa Bou Inania se puede divisar a través del arco de herradura de la gran puerta occidental de la medina de Fez.

Aunque, en comparación con el resto de la medina, la Puerta Azul es realmente moderna (fue construida en 1913, en la época del protectorado francés), presenta una belleza neoclásica que no podemos perdernos. Al pasar por ella entramos a ese otro mundo medieval del Fez amurallado.

¿Conoces este destino? ¿Te gustaría compartir tu experiencia?

Añade tu comentario a este post y comparte tus consejos, experiencias y vivencias en este destino.

434 visitas
Conoce más sobre este destino en …
¡Comparte!
Abrir chat
1
Bienvenido a ROM.
¿En que podemos ayudarte?